Información corporativa Blog Gretur El turismo del té en la India
01 Feb
2013

El turismo del té en la India

Publicado en: , , |

Té en Varanasi

Té en Varanasi

Los argumentos que justifican y explican el indiscutible y creciente éxito de la India en materia turística son de lo más amplios y diversos. Cuestiones históricas, gastronómicas, religiosas y culturales en general comprenden los incontables motivos que la convierten en una nación sumamente rica y atractiva para -prácticamente- toda clase de visitantes. De hecho, la misma diversidad que presentan sus encantos también puede apreciarse y percibirse en los turistas en sí. Este espacio apunta al mundillo del té, un sector que representa enorme importancia y tradición para los locales y que cada vez genera mayor interés en los extranjeros.

Si de té se trata, en la India, todas las miradas apuntan a la ciudad de Darjeeling y sus alrededores. Capital del distrito homónimo, la misma se encuentra ubicada en el estado de Bengala Occidental, en el este del país, cerca de las respectivas fronteras con Nepal, Bangladés y Bután. Los expertos aseguran que allí se consigue uno de los mejores tés del planeta, lo cual estaría relacionado con la luz solar que históricamente ilumina la región, próxima a los imponentes picos del Himalaya. Esto le proporcionaría sus mágicos y cautivadores colores, sobre todo el dorado tan inconfundible.

Plantación de té

Plantación de té en Darjeeling

En la actualidad, muchísimos turistas visitan la India con el objetivo de interiorizarse acerca del cultivo de té y, para ello, Darjeeling es el sitio indicado. Esta localidad también cuenta con un marcado legado patrimonial británico, que lógicamente se desprende del paso de dicho imperio por estas latitudes. Los jardines (así les llaman a las plantaciones) presentan bellísimos colores y prolijidad óptima en todo sentido. Los senderos entre los arbustos permiten recorrer estos lugares con tranquilidad y comodidad para estimar la esencia más auténtica del asunto.

Los visitantes tienen la posibilidad de acceder a diferentes planes. Los más clásicos incluyen itinerarios que no duran más de un día o una mañana (o una tarde, en su defecto), mientras que los más completos ofrecen pasar la noche en el mismo jardín. En general, en las casas de los jardines (o “gardens”) suelen vivir familias, las cuales se encargan de todo lo relativo al mantenimiento de las plantaciones. Todo está perfectamente armado y organizado para que el turista pueda ver cada uno de los pasos del proceso que se le da al té; bien de cerca, en primera persona.

La primera cosecha del año se lleva a cabo en marzo y la segunda, en junio. De todas formas, visitar Darjeeling y adentrarse en el mundo del té es un plan apto, posible y recomendable para cualquier momento del año.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información