Información corporativa Blog Gretur El banco de semillas del Día del Juicio Final.
15 Oct
2015

El banco de semillas del Día del Juicio Final.

Publicado en: , |

svalbard_global_seed_vault_is_well_guarded

Casi cada día leemos en los medios de comunicación alguna noticia relacionada con ese imparable tsunami de refugiados sirios que sigue llegando a tierras europeas. Una de estas noticias ha recordado al mundo occidental la fragilidad de su propia existencia: la destrucción de la bóveda de semillas de Alepo, la ciudad más grande de Siria en extensión y población. Esa bóveda de semillas era la hermana pequeña de una muchísimo más grande, una especie de “Arca de Noé” internacional de semillas de plantas de cultivo que se encuentra en Suecia, la bóveda de Svalbard. “Arca de Noé Vegetal”, “Doomsday Vault“, “Bóveda del Día del Juicio Final”, “Bóveda del Fin del Mundo”… A la bóveda de Svalbard se la conoce por muchos sobrenombres pero todos ellos nos indican su objetivo y finalidad: salvaguardar las semillas de todas las plantas del mundo para volver a replantar la tierra en caso de hecatombe global. La idea que, en principio, parece salida de un relato de ciencia ficción, se gestó a finales del siglo pasado en los despachos de las Fundaciones y los Gobiernos más importantes del mundo (Fundación Bill Gates, Gobierno del Reino Unido, Gobierno Noruego, etc.), El proyecto consistía en crear en una parte segura del mundo un gran edificio que pudiera albergar y conservar durante décadas millones de semillas de plantas de cultivo con un propósito: volver a plantar la vida si se producía una catástrofe a nivel mundial, si llegaba ese temido “Día del Juicio Final“.

Según voces ecologistas, uno de los culpables del éxodo de refugiados de los países de la Primavera Árabe sería, coincidiría con una de las razones por las que se construyó la “Bóveda del Fin del Mundo”: el cambio climático. El cambio climático que se está agudizando en los últimos años provocó una tremenda sequía en el norte de Siria; tras años sin alimentos, agua o expectativas, millones de personas del campo sirio se vieron obligadas a desplazarse a las grandes ciudades del país en busca de un trabajo y una seguridad que no encontraron. El clima de inestabilidad y el descontento popular propiciaron el crecimiento de esas facciones insurgentes supuestamente religiosas, violentos que aprovecharon la ira de esos miles de sirios hambrientos para alimentar su intolerancia y ansia de poder. Ahora, la Europa que negaba hasta hace nada el cambio climático y permite a las grandes empresas engrosar sus cuentas a base de emisiones de gases invernadero se ve obligada a responder de sus actos, bien acogiendo a esas víctimas de la hambruna, la guerra y la muerte, bien intentando preservar esas semillas que, si todo va mal, serán el germen de la siguiente etapa vital de los seres humanos del futuro.

Redacción: Marta Barrero. MARAVEGA Comunicación.

Svalbard Global Seed Vault is well guarded” by Dag Endresen - Svalbard Global Seed Vault is well guarded. Licensed under CC BY 3.0 via Wikimedia Commons.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información