Archivo de Enero de 2008

28 Ene
2008

El Conde Drácula

Publicado en: |  Comentarios (0) »

Vlad Tepes, el más famoso "vampiro" de Rumanía, continúa suscitando gran interés entre historiadores, turistas y curiosos.

Tras la novela de Bram Stroker, "El Conde Drácula",
todo un mundo de fantasía y leyenda se creó entorno a este personaje
histórico. Sin grandes alusiones históricas, y mucho más imaginativas, Bram Stroker consigió crear una historia fascinante que poco tiene que ver con la realidad de Vlad Tepes, Vlad el Empalador

Drácula Vlad Tepes vivió durante el s.XV, y aunque no se sabe con seguridad, se cree que nació en Sigisoara en 1.428 y murió en 1.476 de forma que aún hoy desconocemos. 

Fue príncipe de Valaquia, que junto con Moldavia constituirían lo que hoy conocemos como Rumanía. Su reinado fue discontinuo, haciéndolo efectivo los años 1.448, 1.456 a 1.462 y en 1.476, el mismo año de su  misteriosa muerte. En 1.456 fijó su residencia en Tirgoviste, que se convirtió en el centro de la vida social y cultural de la nación.

Para los propios rumanos, Vlad el Empalador es un héroe que consiguió mantener a los otomanos lejos de sus territorios, a través de una feroz resistencia. A pesar de esto, su crueldad quedó patente en la historia.

El nombre de Drácula, viene de la palabra draculea, que es como se le conocía, y significa "hijo del Diablo" (hijo del Dragón, en un pincipio). Más allá de fascinaciones imaginarias, esto tiene su explicación en que su padre perteneció a la Órden del Dragón, que defendía el Imperio, el catolicismo y la lucha contra los otomanos. Esta órden debía vestir una capa verde encima de vestimentas rojas, que representaban la sangre de los mártires, y una capa negra para las celebraciones pertinentes.  Llevaban también colgado un medallón artesano de un dragón,que representaba la victoria de Cristo sobre las fuerzas de la oscuridad.

La nobleza llamó a su padre Dracul por el honor de pertenecer a la Órden del Dragón, y el pueblo, desconocedor de esto, asumió el nombre por lo qu veían en la iconografía que llebaba en el cuello. 

Se cuenta de Drácula que mataba por placer o diversión, y su tortura favorita era la de empalar a sus enemigos, o a quien desobedeciera sus órdenes. Aprendió ésta técnica durante su prisión a manos de los otomanos, tras la muerte de su padre, donde tuvo posibilidad de ver éstas y otras torturas antes de escapar.

Efectivamente el empalamiento era la condena a muerte más utilizada por Vlad Tepes, de donde surgió su apelativo de "El Emapalador" (Tepes).  Ésta consistía en introducir un palo o estaca afilado en su punta por el ano, y atravesar el cuerpo hasta que salía por la boca de la persona torturada. Se estima que entre 50.000 y 100.000 personas fueron empaladas por órden de El Empalador.

Vlad Tepes
Vlad no quería herederos ni descendencia, y su ira y crueldad así lo demuestran cuando en una ocasión, su amante intentó animarle diciéndole que estaba embarazada. Tal fue el enfado de Vlad que la amenazó con matarla si lo que estaba diciendo no era cierto. Tras insistir en la veracidad de los que decía, nuestro Drácula se marchó y días después mandó a unas comadronas a confirmar lo que su amante le había confesado. Las comadronas certificaron la mentira de ésta, y Vlad Tepes apareció en su casa y la abrío en canal desde la ingle hasta el pecho, dejándola muerta por desangre.

 
Cuando volvió de manos de los otomanos, Vlad quiso vengarse del asesinato de su hermano, enterrado vivo por los nobles, y el día de Pascua, mientras todos lo celebraban con sus elegantes vestidos, el Príncipe les mandó llamar, y les hizo trabajar hasta que sus ropas se rompieron, y quedaron desnudos. Después empaló a las mujeres y los niños, y llevó a los hombres encadenados a trabajar en la reconstrucción de uno de sus castillos.

Creó una nueva nobleza de gente humilde entre la que repartió tierras y riquezas, quedando la ahora nueva clase social a disposición del Príncipe para cualquier reclamo. Pasando a ser sirvientes más qe nobles.

Vlad Tepes fue educado en la idea de que era mejor ser temido que amado por el pueblo, y de esta forma actuó durante su vida. Consiguió que no hubiera delincuencia en Valaquia. Tanto es así que dejó una copa de oro en la plaza de la capital de Valaquia, donde los ciudadanos podían usarla para beber, pero no podían llevársela. Efectivamente la copa nunca fue robada por miedo a un empalamiento seguro.

Otra anécdota en esta dirección la protagonizó un mercader extranjero, que llegó con su carro a Valaquia y al que le robaron 160 monedas de oro. Al contárselo al propio Vlad, éste amenazó a que el ladrón se entregara o quemaría toda la ciudad para encontrarle. Efectivamente el ladrón fue descubierto y las monedas devueltas al mercader. No obstante, Vlad dejó una moneda más de las que el mercader tenía en el carro. Al darse cuenta al contarlas, avisó al Príncipe de que sobraba una moneda, a lo que Vlad Tepes le contestó que esa moneda de más había demostrado la honestidad del mercader, y que de habérsela quedado, habría sido empalado también por robar.

Muchas son las anécdotas que se cuentan de este héroe o villano, según se pregunte a los propios rumanos o rusos, o a los alemanes de la época. 

16 Ene
2008

Isla griega de Mykonos

Publicado en: |  Comentarios (0) »

Mykonos, la isla probablemente más popular de Grecia, aunque en tamaño las más pequeña de las Cícladas, llena de casitas blancas y playas cristalinas, se abre frente a nosotros para mostrarnos sus encantos. Inmersos en un ambiente liberal y desenfadado, podemos recorrer sus 90 Km cuadrados disfrutando de su belleza, bañarnos en una de sus múltiples playas - la isla tiene 80 km. de costa- y bailar hasta el amanecer al ritmo que queramos marcar.

Leer más »

08 Ene
2008

Papá Nöel

Publicado en: |  Comentarios (0) »

Poco tiene que ver el Papá Nöel rechoncho y adorable que vemos año tras año en las televisiones, o colgamos de las ventanas con un saco a la espalda, con el que realmente fue San Nicolás. En algo sí hay que estar de acuerdo: adorable, sí fue.

Como poco a poco se nos viene comentando, sin hacer demsiado caso, y también sin demasiado incapié, San Nicolás tiene su orígen en Turquía.

San Nicolás Ciertamente decir que fue turco es quedarse también naufragando en el exterior, pues nació en época romana en Patara, que actualmente está en territorio turco.

San Nicolás fue, ya desde niño, desprendido y bondadoso con quien le rodeaba, y repartía sus riquezas de familia adinerada con quien lo necesitara.

Una epidemia le hizo quedar como heredero de la fortuna de la familia, la cual donó a los pobres para comenzar sus andanzas como sacerdote.

Entre sus hazañas se encuentra haber dado 3 monedas de oro a uno de sus vecinos para pagar la dote de sus 3 hijas, pues él era pobre y no podía asumir tal suma de dinero que conllevaba casarlas.

Santa Claus, como es también conocido (el nombre viene de Alemania: San Nikolaus) vestía habitualmente con ropa ligera, era delgado y tenía la tez morena. Papá Nöel

Este santo se convirtió en el patrón de Rusia, Grecia y Turquía y poco a poco fue cambiando “sus hábitos” de dar regalos a pie por irse a vivir al norte y volar en un carruaje tirado por renos (Brioso, Bailarín, Acróbata, Cometa, Cupido, Trueno, Relámpago, Juguetón y Rodolfo, que apareció más tarde), o de su habitual vestimenta verde por la roja de botas negras, cambiada para la publicidad por Coca Cola desde Estados Unidos.

Papá Nöel, San Nicolás, Santa Claus o el Viejito Pascuero nació en Patara (Turquía) alrededor del año 270 de nuestra era y murió en el 345. Llegó a obispo de Myra y en el s.XVII fue trasladado por los cristianos a Bari (Italia), donde se le levantó una iglesia en su honor.


Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información